FORMANDO RESPIRAMOS

Campaña contra la asfixia por atragantamiento

En España mueren 1.900 personas al año debido a un atragantamiento, y muchas de estas muertes son evitables si sabemos cómo actuar. 

El objetivo que persigue esta campaña es minimizar este número de muertes.

¡Ayúdanos a salvar una vida!

En Formando Respiramos contra la asfixia trabajamos sobre estos pilares: 

Concienciación

Es importante conocer la dimensión de este problema y sensibilizar a la población para conseguir que pasemos a la acción.

Prevención

Seguir unas pautas básicas y conocer los riesgos de ciertas actuaciones puede minimizar drásticamente el número de accidentes.

Formación

La formación es vital para enfrentarse con éxito a una emergencia en atragantamiento. Este protocolo es fácil de aprender y puede salvar una vida en unos segundos.

1.900 personas mueren al año en España por atragantamiento

Consejos generales para evitar el atragantamiento

  • Corte los alimentos en trozos pequeños

  • Mastique los alimentos lenta y completamente, especialmente si usa prótesis dental.

  • No reírse o hablar mientras mastica o traga.
  • Evitar la ingesta excesiva de alcohol antes o durante las comidas

Consejos para evitar el atragantamiento en niños:

 

  • No dar de comer a los niños mientras viajan en coche ya que los movimientos bruscos inesperados del coche pueden ser peligrosos.

  • Nunca hay que dejar a un niño sólo mientras come.

  • Partir la comida en trozos muy pequeños, de acuerdo con la edad del niño.

  • Quitar de la comida del niño todas las espinas, nervios de carne o huesitos y retirarlos del plato, nunca dejarlos en una esquina del mismo.

  • A la hora de comer, los niños han de estar sentados en posición recta. No deben comer mientras corren, o juegan. También hay que evitar que coman mientras ríen, hablan o gritan.

  • No aprovechar nunca el llanto del bebé para meterle comida en la boca.

  • No dejar a los niños pequeños jugar con objetos de pequeño tamaño que puedan meterse en la boca como monedas, pilas, canicas, globos o juguetes con piezas pequeñas.

  • Evitar los hielos en las bebidas. Los hielos al derretirse se van reduciendo en tamaño y redondeándose lo que los hace muy susceptibles a atascarse en la garganta.

  • Evite dar a los niños pequeños los siguientes alimentos: palomitas de maíz, aceitunas con hueso, cerezas, jamón, embutidos como chorizo o salchichón, sobre todo si tienen piel, caramelos, chicles, frutos secos, semillas y frutas deshidratadas.

  • Cortar las salchichas de forma longitudinal y después, transversal formando pequeñas medias lunas o cuartos de luna. Las salchichas son uno de los principales alimentos causantes de atragantamiento en niños.

consejos para evitar el atragantamiento en la alimentación manual a un adulto:

  • Sentar a la persona en posición recta en una silla o, si se encuentra postrada en cama, levantar la cabeza en un ángulo de 90 grados.

  • Ajustar el tamaño de los bocados y la velocidad de alimentación a la tolerancia de la persona; Evitar empujar o forzar la alimentación

  • Alternar entre sólidos y líquidos.

  • Variar la colocación de la comida en la boca de la persona; por ejemplo, si la persona presenta debilidad muscular en la parte derecha de la boca, alimentarla por la izquierda.

  • Determinar la densidad que mejor tolera el individuo.

¿Qué es un atragantamiento?

El atragantamiento u obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño se produce cuando un trozo de comida u objeto pequeño se queda atascado en la garganta y obstruye la vía respiratoria no permitiendo que el aire entre y salga de los pulmones con normalidad.

Normalmente, cuando se produce un atragantamiento, ya sea por comida o por otro objeto extraño, nuestro cuerpo reacciona tosiendo.

Mediante la tos, casi siempre se consigue la expulsión inmediata sin que sean necesarias más maniobras. Sin embargo, a veces la situación se agrava y hay riesgo de muerte por asfixia en solamente unos minutos por lo que hay que actuar siempre con rapidez.

Radiografía de un caso de atragantamiento con una uva

Protocolo de actuación: Determinar el tipo de obstrucción

La obstrucción de la vía aérea puede ser parcial o total.

Se trata de obstrucción parcial cuando permite que parte del aire llegue a los pulmones y obstrucción total cuando impide completamente el paso del aire. En caso de obstrucción total,la muerte cerebral comienza en 4 minutos. La muerte cerebral completa puede producirse en solamente 10 minutos por lo que una actuación rápida es fundamental.

Determinar el tipo de Obstrucción

Lo primero que tenemos que determinar es de si se trata de una obstrucción parcial o total. Para ello, podemos hacer a la víctima una pregunta sencilla como ¿Se está atragantando? La víctima que es capaz de contestar, hablar, toser y respirar tiene una obstrucción leve. La víctima que no puede hablar, tiene una tos débil, está luchando por o no puede respirar tiene obstrucción completa o grave.

Otros signos de obstrucción grave son mostrar la cara azulada y llevarse las manos a la garganta que es el símbolo internacional de atragantamiento.

¿Cómo actuar en Obstrucción Parcial?

Obstrucción PARCIAL 

Ante una obstrucción parcial ( leve ), hay que animar a la víctima a toser ya que la tos es un mecanismo de defensa muy efectivo para liberar la obstrucción.

Es importante no dar palmadas en la espalda a la víctima mientras tose ya que esto puede provocar que el objeto aspirado penetre más adentro en la vía aérea.

¿Cómo actuar en obstrucción Completa?

Palmadas en la espalda

Informe a la víctima de que va a ayudarle.

  1. Sitúese al lado y ligeramente por detrás de la víctima.

  2. Aguante el pecho con una mano e incline a la víctima bien hacia adelante de modo que cuando el objeto aspirado sea desplazado, progrese hacia a la boca en lugar de ir más adentro.

  3. De 5 golpes secos en la espalda entre las escápulas con el talón de su otra mano.

Maniobra Heimlich

Si 5 golpes secos no han conseguido liberar la obstrucción, comience la Maniobra de Heimlich

  1. Colóquese de pie detrás de la víctima e incline la víctima ligeramente hacia delante.

  2. Rodee a la víctima con los brazos. Forme un puño con una mano cerrada y la otra recubriéndola y coloque el puño en la parte superior del abdomen de la víctima; justo por encima del ombligo y por debajo del final del esternón.

  3. Comprima el abdomen brusca y fuertemente hacia adentro y hacia arriba con ambas manos (intentando dibujar una letra “J”).

  4. Suspenda la compresión.

  5. Si no se ha conseguido liberar la obstrucción, repita la maniobra hasta 5 veces.

  6. Alterne los golpes en la espalda con las compresiones abdominales hasta que se libere la obstrucción o la víctima deje de responder.

Pérdida de consciencia

Si en cualquier momento la víctima pierde la conciencia:

  • Coloque a la víctima con cuidado sobre el suelo

  • Llame inmediatamente el Servicio de Emergencias Médicas (teléfono 112)

  • Comience la RCP (Reanimación Cardiopulmonar).

Valoración médica

Las compresiones abdominales pueden causar lesiones internas graves. Siempre que se le practique la Maniobra de Heimlich a una víctima y una vez que ésta se haya estabilizado, ha de acudir a un centro hospitalario para descartar cualquier lesión.

Por otro lado, las víctimas con tos persistente, dificultad para tragar o la sensación de que un objeto sigue atascado en la garganta deben ser trasladados para una valoración médica.

Dispositivo LIFEVAC

LifeVac es un dispositivo de primeros auxilios auxilios especialmente diseñado para liberar la obstrucción en la vía aérea de la víctima a través de succión. La presión que ejerce la fuerza de succión es 3 veces superior a la generada a través de una compresión abdominal (Maniobra de Heimlich). Si dispone de un dispositivo LifeVac, utilícelo tras la MANIOBRA DE HEIMLICH para liberar la obstrucción de la víctima.

Tumbe a la víctima en el suelo boca arriba para trabajar más fácilmente o recline la cabeza hacia atrás en el caso de una persona en silla de ruedas.

1

Elija el tamaño de mascarilla adecuado y deseche el anillo de plastico de color. Inserte la mascarilla en la unidad girándola a la vez que ejerce presión. Asegúrese de comprobar que la mascarilla está bien sujeta a la unidad.

2

Coloque la mascarilla sobre la nariz y la boca, con la boca entreabierta y manteniendo la barbilla hacia arriba.
Debe sujetar firmemente con la mano la mascarilla sobre la nariz y la boca. Asegurese de que no entra aire dentro de la mascarilla

3

Mientras con una mano, sujeta la mascarilla en su lugar y mantiene la barbilla de la victima hacia arriba, empuje hacia abajo el mango con la otra mano para comprimir la unidad.

4

Una vez hundido el mango, tire del mango hacia arriba de forma rápida, al mismo tiempo que sujeta la mascarilla firmemente en su lugar

5

Coloque a la persona de lado y retire los restos de la boca. Asimismo, compruebe si la unidad presenta restos.
Repita este procedimiento si es necesario.

Obstrucción en niños menores de 1 año

En el caso de niños menores de un año, se deberá proceder de manera un poco diferente.

Obstrucción PARCIAL en niños menores de 1 año

Anime al niño a toser. Recuerde que no debe golpearle en la espalda mientras tose ya que podría empeorar la obstrucción. Se debe vigilar al niño en todo momento, sin dejar al niño solo en ningún momento.

Obstrucción TOTAL En niños menores de 1 año

Pida a alguien que llame al servicio de emergencias (teléfono 112)

Examine la boca del niño y si el cuerpo extraño es visible, extraigalo teniéndolo visible para no empujarlo hacia atrás. Se introduce el dedo por el lado de la boca y se usa a modo de “gancho” para extraer el objeto.

En caso de que no se vea el cuerpo extraño o no se pueda extraer:

  • Colóquese sentado o de rodillas y coloque al niño boca abajo sobre su muslo sujetándolo por la mandíbula sin oprimir el cuello. Ponga la cabeza más baja que el cuerpo para ayudar al objeto extraño a salir hacia fuera.

  • Se dan 5 golpes secos con el talón de la mano entre las escápulas del niño.

  • Si no ha expulsado nada, se procede a la Maniobra de Heimlich pero con compresiones torácicas en lugar de compresiones abdominales. Para ello, se sujeta la cabeza del niño, se le coloca boca arriba y se le hacen 5 compresiones torácicas con los dedos índice y medio en el centro del pecho, justo por debajo de la línea que une los pezones.

  • Alternar golpes en la espalda y compresiones torácicas hasta que el niño libere la obstrucción o deje de responder.

  • En caso de que el niño pierda la consciencia, se le debe colocar en una superficie plana y dura y comenzar la RCP (Reanimación cardiopulmonar).

Si el objeto es expulsado y la situación se soluciona, se debe reevaluar al niño. Es posible que parte del objeto pueda permanecer en la vía respiratoria y causar complicaciones. Si existe cualquier duda, se debe buscar asistencia médica.

 

Test de autoevaluación

Fuentes:

· European Resuscitation Council
· Asociación Española de pediatría de atención primaria
· Sociedad Española de Urgencias de Pediatría