Investigadores británicos prueban la utilidad de los dispositivos antiatragantamiento en relación con los protocolos estándar

  • Un equipo de investigadores bitánicos ha estudiado la eficacia de los dispositivos actuales, estableciendo comparativas con el protocolo de compresiones abdominales. 

  • Respalda la eficacia de LifeVac en el 99% de los casos. 

La obstrucción de las vías respiratorias por un cuerpo extraño (OVACE) es una causa importante de mortalidad y morbilidad especialmente entre niños pequeños y personas de edad avanzada. De hecho, según el último informe del INE (Instituto Nacional de Estadística) la asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España, superando incluso a los accidentes de tráfico. La rápida intervención es fundamental, ya que, ante la falta de oxígeno, la muerte cerebral comienza a partir de tan sólo 4 minutos.

El tratamiento actual de la OVACE se basa en un protocolo que va desde inducir al paciente a toser, a palmadas en la espalda, compresiones abdominales (Maniobra de Heimlich) y compresiones torácicas. Estos protocolos están avalados en numerosos países por las guías de ERC. Pero la posibilidad de que no se obtenga el resultado deseado ha llevado al desarrollo de dispositivos de limpieza de las vías respiratorias basados en la succión, como método adicional.

Un reciente ensayo realizado por investigadores de la Universidad de Warwick y la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Birmingham en Gran Bretaña, publicado en la revista Resuscitation Plus (1), ha estudiado la eficacia de los dispositivos actuales, estableciendo comparativas con el protocolo de compresiones abdominales. El estudio independiente, realizado por iniciativa de estas instituciones, concluye que el dispositivo LifeVac tuvo una mayor tasa de éxito en la eliminación de la obstrucción de la vía aérea en comparación con las compresiones abdominales y con el otro dispositivo analizado (Dechoker).

En los últimos años se han desarrollado mecanismos de intervención ante un atragantamiento basados en la succión, en los que se aplica la aspiración manual a través de una máscara facial. Según señalan los investigadores británicos, hasta la fecha ningún estudio había comparado estos dispositivos con la atención estándar, al tiempo que afirman que “la eficacia y la facilidad de uso son factores importantes para determinar si un dispositivo médico debe adoptarse en la práctica”.

Para la determinación de los resultados se llevó a cabo un ensayo cruzado, aleatorizado y controlado, con los dipositivos Lifevac y Dechoker. El estudio fue revisado y aprobado por el Comité Ético de Investigación Científica y Biomédica de la Universidad de Warwick y se llevó a cabo en la Facultad de Medicina de esta Universidad. Para el escenario de informó a los participantes de que un varón de 25 años estaba comiendo un filete en un restaurante cuando de repente empezó a toser y a señalarse la garganta. Se había intentado dar golpes en la espalda que no fueron efectivas. Para el paciente se utilizó un maniquí ChokingCharlie, con un bolo alimenticio situado en la garganta.

Respecto a los dispositivos usados, LifeVac comprende una mascarilla unida a fuelles comprimibles, mientras que el Dechoker consta de una mascarilla facial unida a un tubo orofaríngeo conectado a un cilindro con un émbolo.

Expulsión del cuerpo extraño en un minuto

El resultado-objetivo del estudio fue la eliminación con éxito de la obstrucción de las vías respiratorias del cuerpo extraño en 4 minutos. La OVACE se extrajo con éxito en el 99% de los casos con LifeVac, en el 74% con Dechoker y en el 71% de los casos en los casos de compresiones abdominales. Además, la extracción en menos de un minuto se produjo en el 82% de los casos con LifeVac y en el 67% de los casos con compresiones abdominales. “Las tasas de éxito en el grupo de LifeVac se reflejaron en todos los resultados de uso”.

Respecto al protocolo actual, los autores especifican en el estudio que “tras su primera descripción en 1974, y a pesar de la controversia inicial, las compresiones abdominales se han convertido en un componente fundamental de las directrices de la OVACE. Sin embargo -añaden- las tasas de éxito son difíciles de determinar ya que los datos se limitan a series de casos. El informe clínico más sólido sobre la eficacia de las compresiones abdominales indica una tasa de éxito del 79% en la extracción de la OVACE”.

Los autores abogan por continuar con las investigaciones en el entorno clínico para comprender el papel potencial de los dispositivos de succión en el tratamiento de la obstrucción de las vías respiratorias por cuerpos extraños.

Por todo lo anterior, LifeVac se presenta como un recurso de emergencia adicional no invasivo, eficaz, fácil de usar y que ayuda a minimizar el riesgo de muerte por la asfixia debida a un atragantamiento. Los protocolos actuales para estos casos deben siempre realizarse en primer lugar y están estandarizados en las guías ERC. Sin embargo, dependiendo de la situación en la que se produce dicho suceso y al estado de la persona afectada no siempre es posible practicarlos de manera eficaz o dificultan su éxito, como es el caso de personas en silla de ruedas, personas obesas o muy voluminosas, ancianos o embarazadas.

LifeVac ha reportado hasta el momento más de 120 vidas salvadas en todo el mundo, con una horquilla de edad de los afectados de entre 9 meses y 96 años.

(1) https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666520420300680

Publicado: Infosalus; Portales Médicos