Los 7 alimentos que más atragantamientos provocan en niños

El atragantamiento en niños es una preocupación común en muchos padres. De hecho, la asfixia por atragantamiento supone una de las principales causas de muerte accidental en niños representando el 40% de las muertes en menores de un año y es la segunda causa de muerte accidental en adultos tras los accidentes de tráfico.

Cuando comemos, las vías respiratorias se cierran para que el alimento no pase a los bronquios. Sin embargo, algunas veces el cierre no es perfecto y el resultado es el atragantamiento.

En la mayoría de los casos, la tos es suficiente para expulsar el trozo de alimento. Por el contrario, en caso de una obstrucción total, puede ser necesario seguir el protocolo de primeros auxilios en atragantamiento y practicar la Maniobra de Heimlich.

Algunos alimentos, por sus características, provocan más casos de atragantamiento, en especial en niños, por lo que es conveniente evitarlos a edades tempranas.

 

Aquí detallamos los alimentos que más atragantamientos provocan:

 

  1. Frutos Secos

Los frutos secos son el alimento más peligroso ya que suponen más del 60% de los atragantamientos en niños. Según los pediatras españoles, entre el 60% y el 80% de los atragantamientos se producen por culpa de los frutos secos, encabezados por los cacahuetes (que causan casi la mitad de los accidentes).

 

Y pese a que las estadísticas sobre mortalidad infantil por atragantamiento y asfixia han descendido significativamente en las últimas décadas, el ahogamiento por un cuerpo extraño representa nada menos que el 40% de las muertes en menores de un año

 

Los pediatras recomiendan retrasar su ingesta por esta razón hasta los 4 o 5 años, aunque no hay problema en tomarlos si están molidos por sí solos o mezclados con otros alimentos como en repostería.

 

  1. Salchichas

¡Mucho ojo con este alimento! En Estados Unidos es el alimento que más casos de asfixia por atragantamiento supone, y en España, está entre los alimentos con mayor índice de estos accidentes.

A pesar de que los frutos secos son la causa más frecuente de atragantamiento, las salchichas se asocian más a menudo con resultados fatales por asfixia (estudio realizado en 26 hospitales pediátricos de Canadá y Estados Unidos, 1989–1998).

Un corte de salchicha supone un cilindro que, por su forma alargada y su pequeño diámetro, es muy fácil que se quede encajado en la faringe obstruyendo las vías aéreas. Si este es el caso, hay que reaccionar muy rápidamente y comenzar con el protocolo de primeros auxilios ya que en solo 4 minutos comienza la muerte cerebral.

Para evitar esta situación, es recomendable cortar las salchichas primero a lo largo y después en rodajas de tal manera que queden en trozos con forma de media luna o de un cuarto de luna.

 

  1. Caramelos

Los caramelos son duros, redondos, de pequeño tamaño y cuentan con propiedades de lubricidad lo que los hace un alimento muy fácil de producir atragantamiento. En Estados Unidos son la causa de un 15% de atragantamientos.

Hay que evitarlos en niños menores de 3 años y sobre todo evitar que los niños los coman mientras corren, juegan o se desplazan en coche.

  1. Zanahoria cruda

La zanahoria es dura y tiene un diámetro pequeño. Aunque puede ser muy sana, su forma la hace propicia a los atragantamientos por lo que hay que tener cuidado con ella e intentar ofrecérsela al niño rallada en lugar de en trozos pequeños.

 

  1. Palomitas de maíz

Las palomitas de maíz también pueden suponer un peligro para lo más pequeños. No tanto la parte blanca, sino los granos que quedan sin explotar o los restos de cáscara marrón y duras que quedan adheridos a la parte blanca.

 

  1. Carne

La carne en trozos grandes también puede ser peligrosa ya que, si se encaja en la tráquea, puede obstruir de manera completa la vía aérea e impedir completamente el paso de oxígeno. Es por ello por lo que es conveniente ofrecerla triturada a los más pequeños o cortada en trocitos muy pequeñitos si el niño ya sabe masticar.

 

  1. Frutos con hueso

Las aceitunas con hueso, uvas o cerezas son también alimentos a evitar ya que tienen forma esférica y son rígidos en el interior lo que los hace muy susceptibles de quedarse encajados en la faringe.

 

Además de evitar estos alimentos, es conveniente que conozca estos consejos para evitar el atragantamiento en niños así que no te los pierdas.

Foto: Pixabay